La población local de Cárcamo Sur no poseía punto de captación de agua potable regularizado. Ante esto, el proyecto financió la compra del terreno donde se ubica el pozo de captación de agua potable, permitiendo así asegurar el suministro mediante el dominio de un terreno de forma comunitaria, a través del comité de APR.